Aprende a dar Feedback Negativo de forma efectiva: Cómo hacer del feedback un hábito en tu empresa 

A todos nos incomoda dar feedback negativo a otras personas… sobre todo en el ámbito laboral. Podemos hacer que alguien se moleste por no decir las cosas de una forma adecuada. 

A pesar de esto, estar dispuestos a dar feedback negativo, y a recibirlo, es fundamental para nuestro desarrollo profesional y para el crecimiento de la empresa. Acorde al último reporte anual de la experiencia del empleado de Nailted, el 28,93% de los empleados desearía recibir más feedback de sus managers, y el 27,29% de sus compañeros. 

Sin que alguien nos ayude a ver nuestros puntos ciegos o resalte las debilidades que tenemos a la hora de desarrollar un proyecto, no podremos mejorar el desempeño laboral.

Qué es el Feedback Negativo

El feedback negativo es un tipo de feedback que tiene como objetivo señalar lo que ha un empleado ha hecho mal y ofrecer recomendaciones para mejorar. Este tipo de feedback puede ser difícil de recibir, pero resulta clave para el crecimiento personal y profesional de los empleados.

Generar el hábito de dar feedback negativo conlleva grandes beneficios a todos los niveles:

  • En los empleados: puede ser la motivación que los empleados necesitan para mejorar, mejorando a su vez el rendimiento. Además, el feedback honesto y con intención de ayuda, fomenta un ambiente de confianza y respeto mutuo entre compañeros.
  • En la empresa: si los empleados están mejorando su rendimiento, es probable que aumente la calidad del trabajo. Esto podría tener un gran impacto en la reputación de la empresa. Además, un feedback negativo a tiempo  puede ahorrar tiempo y dinero a largo plazo, al servir de prevención a errores que podrían suponer costes elevados.

Aún así, no debes olvidar que hay otros tipos de feedback:

  • El feedback positivo: es un tipo de feedback que se concentra en las fortalezas, talentos y logros de los empleados. Dar feedback positivo es la mejor forma de reconocer aspectos como el esfuerzo, la buena actitud o el gran liderazgo a los colaboradores. 
  • El feedback constructivotiene como objetivo dar consejos a empleados, colaboradores o compañeros que los ayuden a mejorar o corregir algún comportamiento. 

Ten en cuenta que existen 9 tipos de feedback de entre los cuales se debe elegir el más conveniente para cada situación particular.

NO dar Feedback Negativo trae consecuencias negativas

Es muy normal notar alguna debilidad, mal hábito, o malas prácticas en la forma de trabajar de un empleado. Nadie es perfecto. El problema está en que es mucho más fácil ignorarlo que hacer algo al respecto.

Dejar pasar la oportunidad de dar feedback negativo a un empleado puede tener repercusiones negativas, para él y para el equipo. Aquí hay algunas de esas consecuencias peligrosas por no hacer nada para mejorar malas prácticas o actitudes en el trabajo:

  • Ambiente laboral tóxico: Si un empleado tiene como hobby difundir rumores, o tiene actitudes pasivo – agresivas con otros,  poco a poco volverá tóxico al entorno laboral. 
  • Disminuye la productividad del equipo: Cuando un empleado está afectando intencionalmente los flujos de trabajo, afecta a toda la compañía. Lo que podría derivar en que no se cumplan los plazos de entrega, los procesos se vuelvan ineficientes, y reflejen una mala administración del tiempo.
  • Disminuyen los beneficios de la empresa: Una empresa es más rentable cuando sus procesos son eficientes, es innovadora y tiene una cultura de empresa saludable. Todos estos factores son alcanzados gracias a la disposición de adaptarse al cambio y fortalecer las debilidades.
  • Falta de desarrollo profesional: Finalmente, los empleados pierden oportunidades de crecer como profesionales cuando no reciben feedback negativo de forma constructiva. También necesitan consejos accionables que los ayuden a mejorar.

En pocas palabras, dar feedback negativo es necesario para asegurar el éxito de la empresa, del equipo y de los empleados.

A continuación, hablaremos de algunas situaciones en las que no es conveniente dar feedback.

Cuando no dar Feedback Negativo

Cualquier persona puede trabajar para mejorar comportamientos o hábitos, pero hay algunas otras situaciones en las que hay cosas que no se pueden cambiar.

Aquí están algunas de esas situaciones en las que el feedback negativo no se ve como un consejo constructivo:

  • Cuando una persona no tiene una habilidad o destreza que viene por naturaleza. Por ejemplo, facilidad para hablar en público o redactar. 
  • Forma de comunicarse debido a que esa persona proviene de una cultura o región en específico. 
  • Una peculiaridad de la personalidad. 
  • Alguna deficiencia por falta de experiencia laboral.

Al momento de dar feedback negativo, antes pregúntate: ¿Existe alguna solución sencilla para este problema, o todo se debe a un rasgo natural de la persona en cuestión?

Cómo dar Feedback Negativo en 9 pasos

¿Cómo dar feedback de forma efectiva? La guía para hacer del feedback un hábito en tu empresa

Dependiendo de la cultura de tu empresa, el feedback puede ser bienvenido… o recibido incómodamente. Si no sabes cómo dar feedback negativo y quieres conseguir el mejor resultado posible, te recomendamos que sigas estos 9 pasos:

  1. Sé específico.
  2. Usa “yo” antes del “tú”.
  3. Escoge el lugar más apropiado.
  4. Hazlo oportunamente.
  5. Deja claro el impacto.
  6. Busca que sea constructivo.
  7. Ten en cuenta cuál es la relación con esa persona.
  8. Apuesta por la colaboración.
  9. Busca que sea una conversación amistosa.
image1_negative feedback

1. Sé específico

No debes dejar espacio para la subjetividad al dar feedback negativo. No hables de forma muy general al momento de hacerlo. Mejor resalta un momento específico en el que las cosas pudieran haber ido mejor. Por ejemplo:

  • General: “Eres un mal comunicador”.
  • Específico: “No quedó claro lo que estabas tratando de contarnos en la reunión del jueves”. 

Dar feedback negativo de esta forma ayuda a los empleados a pensar específicamente en que deben mejorar. También hace que el feedback sea mejor recibido.

2. Usa “yo” antes del “tú”

Para no hacer que un empleado se ponga a la defensiva, intenta usar “yo” y “nosotros”. Evita usar el “tú” o “vosotros”. Por ejemplo:

  • “Yo”: “He notado que últimamente recibo updates de tus proyectos fuera de los plazos de entrega”.
  • “Tú”: “Siempre entregas tus updates del proyecto fuera de los plazos de entrega”.

3. Escoge el lugar más apropiado

No le des feedback negativo a un empleado en frente de otras personas. Escoge un lugar tranquilo y privado para hablar con él, así no lo avergonzarás en frente de otros.

4. Hazlo oportunamente

Si un incidente específico requiere que le des feedback negativo a un empleado o compañero de trabajo, no esperes semanas o meses para decir algo.  Busca hacerlo pronto y oportunamente. La situación debe seguir siendo reciente y relevante.

5. Deja claro el impacto

Enfatizar en cómo un mal hábito o una debilidad impacta negativamente el desempeño del equipo, ayuda a que tu empleado reciba con mejor actitud el feedback negativo. Por ejemplo, si un empleado no está cumpliendo con los plazos de entrega, puedes hacerle ver cómo su retraso hace que el resto del proyecto también se retrase. 

Puedes transmitirle un mensaje similar a este:

“Cuando no entregaste el primer borrador a tiempo, retrasó las demás fechas de entrega pactadas. Esto solo hace que se deteriore la relación con el cliente.”

6. Busca que sea constructivo

¿Quieres darle a tu empleado una posible solución, o un consejo que lo ayudará a mejorar alguna debilidad? El feedback constructivo es una buena forma de hacerle ver cómo acabar con ese mal hábito y ser aún mejor. Te dejamos esta guía sobre cómo dar feedback constructivo que realmente sea accionable y útil para tu empleado. Además, te ayudará a que tus consejos sean recibidos con buenos ojos.

7. Ten en cuenta cuál es la relación con esa persona

¿Vas a hablar con un empleado, un manager o alguien con un rol superior al tuyo? Ten en cuenta cual es la dinámica entre vuestros roles, para que te acerques a esa persona adecuadamente y de acuerdo a la situación.

8. Apuesta por la colaboración

Haz tu mayor esfuerzo para no sonar arrogante o mostrar superioridad. Intenta demostrar que quieres ayudar a mejorar la situación. Te damos dos ejemplos:

  • “¿Podemos diseñar un nuevo flujo de trabajo que nos ayude a alcanzar las fechas de entrega?”
  • “¿Hay algo que podemos hacer para aliviar tu carga laboral y ayudarte a cumplir con los plazos de entrega?”
image2_ negative feedback

9. Busca que sea una conversación amistosa

Finalmente, relájate un poco e intenta tener una conversación casual y amistosa. Dar feedback constructivo, incluso si es negativo, ayuda a alcanzar mayor unión de equipo. Es una forma de hacer más fuerte la relación entre compañeros, siempre y cuando la dinámica sea correcta y empática.

18 Ejemplos de Feedback Negativo bien dado

¿Cómo dar feedback de forma efectiva? La guía para hacer del feedback un hábito en tu empresa

Como habrás podido apreciar en el apartado anterior, dar feedback negativo es muy delicado. Aquí te dejamos una lista de situaciones en las que haría falta feedback negativo y cuál podría ser un buen mensaje de aproximación.

1. Falta de puntualidad

“Esta mañana me percaté de que llegaste tarde a la reunión. ¿Te parece que la próxima vez fijemos la hora de la reunión entre todos? Así podemos asegurarnos de que llegamos deshogados.

2. Baja calidad en el trabajo

“El informe que enviaste ayer no cumple con los estándares que esperábamos. Si lo necesitas, podemos trabajar juntos para asegurarnos de que el próximo sea más completo y preciso”.

3. Comunicación deficiente

“A veces siento que no mantienes una comunicación fluida con el equipo. ¿Cómo ves si hacemos un esfuerzo para tener reuniones más regulares y así mantenernos informados?”

4. Falta de colaboración

“Me di cuenta de que tu participación en los proyectos de equipo ha decaído. ¿Hay algo que podamos hacer para facilitar tu participación?”

5. Falta de iniciativa

“Me gustaría ver que asumieses más responsabilidad y tomases la iniciativa en desempeñar las tareas que tienes asignadas. ¿Hay algo que pueda hacer para facilitarlo?”

6. Incumplimiento de plazos

“Las últimas dos veces no entregaste el proyecto a tiempo. ¿Hay algo que se te ocurra sobre lo que podamos trabajar para asegurarnos de que cumplas con los plazos en el futuro?”

7. No seguir los procesos

“Me di cuenta de que no seguiste el proceso establecido para esta tarea y no salió como se esperaba. ¿Quieres que revisemos juntos el proceso correcto para asegurarnos de que sale mejor la próxima vez?”

8. No prestar atención a los detalles

“Hay varios errores en este informe. ¿Le dedicas un tiempo extra para revisarlo cuidadosamente y asegurarte de que esté completo y sea preciso?”

Two employees talking to each other at the office with laptops on the table

9. Falta de habilidades técnicas

“Para que la próxima vez puedas llevar a cabo esta tarea de una mejor manera, necesitarás habilidades técnicas específicas. ¿Hay algo que pueda hacer para ayudarte a trabajarlas?”

10. No tener en cuenta las necesidades del cliente

“Recibimos una queja del cliente porque no se cumplieron sus expectativas. ¿Quieres que repasemos juntos cómo podemos atender mejor las necesidades del cliente para la próxima vez?”

11. Negatividad en el ambiente de trabajo

“He notado que a veces tu actitud puede influir negativamente en el equipo, generando un mal ambiente de trabajo. ¿Quieres que hablemos sobre cómo podemos mantener una actitud más positiva?”

12. No aplicar el feedback recibido

“Me he dado cuenta de que no has aplicado ninguna de las sugerencias que te inidqué en el feedback del mes pasado. ¿Quieres que trabajemos juntos para asegurarnos de implementarlas de la mejor forma posible?”

13. Ser desorganizado

“Me he percatado de que a veces tienes dificultades para mantener organizadas tus tareas. ¿Quieres que te eche una mano en dar con un sistema que te ayude a mantener la organización en tu trabajo?”

14. No asumir responsabilidades

“Me di cuenta de que no asumiste que habías cometido un error. No te vamos a juzgar por cometer errores, pero es importante que nos responsabilicemos de las decisiones que tomamos”.

15. Tener un comportamiento inadecuado

“Tu comportamiento de esta mañana no fue el adecuado para esta situación. ¿Quieres que hablemos sobre los límites que no debemos traspasar en este tipo de situaciones? Así evitaremos que vuelva a suceder en el futuro”.

16. Falta de proactividad

“Me gustaría ver que tomas más la  iniciativa en la identificación de nuevas oportunidades para el negocio. ¿Qué te parece pensar en algunas ideas y compartirlas conmigo? Podemos evaluarlas juntos para que la próxima vez puedas hacerlo tú solo”.

17. No cumplir con las expectativas

“Me di cuenta de que no estás cumpliendo con las expectativas marcadas para tu puesto de trabajo. ¿Necesitas que te ayude a identificar las áreas en las que deberías mejorar y preparar un plan para hacerlo?”

18. Carencia en habilidades interpersonales

“He visto que tienes dificultades para comunicarte con el resto del equipo. ¿Quieres que trabajemos juntos en mejorar tus habilidades interpersonales?”

Cómo agradecer el Feedback Negativo

Como ya hemos dicho, el feedback negativo puede ser difícil de recibir. Nadie quiere escuchar que ha hecho algo mal o que su desempeño no ha sido el esperado. Pero el feedback negativo, cuando es constructivo, es una herramienta de un valor incalculable para fomentar el crecimiento y el desarrollo profesional. 

Agradecer el feedback negativo puede ser difícil. Pero es una forma importante de demostrar respeto y reconocimiento por el tiempo que un compañero ha invertido en preparalo.

Entonces, ¿cómo podemos agradecer el feedback negativo? Sigue estos 4 pasos para hacerlo de forma efectiva:

  1. Escucha de forma activa.
  2. Da las gracias por el feedback recibido.
  3. Reflexiona sobre el feedback.
  4. Toma medidas en base a las recomendaciones.
¡Nueva guía! Cómo hacer del feedback un hábito en tu empresa 

1. Escucha de forma activa

El primer paso para agradecer el feedback negativo es escuchar de forma activa lo que te están comentando. O leerlo detenidamente en caso de que sea un feedback asíncrono por escrito.

 Esto no significa únicamente escuchar. Sino concentrarse en lo que la otra persona está diciendo para tratar de entender su punto de vista. Toma nota de todo y trata de aprender de ello. Si no estás seguro de entender algo, pide que te lo aclare.

También es importante mantener la mente abierta a la hora de recibir feedback negativo. Evita ponerte a la defensiva o justificar cualquier acción. Aceptar el feedback con una actitud defensiva puede impedir el crecimiento y la mejora.

2. Da las gracias por el feedback recibido

Es importante demostrar aprecio por el tiempo que la otra persona ha invertido en brindarte feedback. Algo tan simple como decir “Gracias por tomarte el tiempo para darme tu opinión” puede suponer una gran diferencia

3. Reflexiona sobre el feedback

Trata de entender por qué la otra persona ha considerado como un problema o área de mejora la casuística que te expone. Haz una lista de las cosas que podrías hacer para mejorar y piensa en cómo podrías implementar estos cambios. También es útil hablar con un mentor o un colega para obtener una perspectiva adicional.

Si no entiendes algo, pide aclaraciones. A veces, el feedback puede ser confuso o puede derivar en malentendido. Por ello, en muchas ocasiones es importante pedir más información para asegurarse de que se ha entendido de la forma correcta.

4. Toma medidas en base a las recomendaciones

Usa la información que has recibido para mejorar tu desempeño o cambiar el comportamiento. Asegúrate de comunicar estos cambios a la persona que te ha dado el feedback para demostrar que te tomas sus comentarios en serio.

Construye una Cultura de Feedback

¡Nueva guía! Cómo hacer del feedback un hábito en tu empresa 

¡Claro que dar feedback negativo es incómodo! ¿Pero vale la pena? Sin duda alguna.

Como mencionamos anteriormente, el feedback negativo es fundamental para construir una cultura de empresa que lleve al éxito y progreso del equipo.  El feedback negativo no tiene nada que ver con ser antipático o con el status quo de una empresa. En realidad el mensaje que transmite es “podemos hacerlo mejor”.

Al final del día cualquier tipo de feedback, negativo, constructivo, o positivo, ayuda a construir un equipo más fuerte y unido. En definitivas cuentas, construir una cultura de feedback: 

  • Evita generar un ambiente laboral tóxico.
  • Ayuda a que todo el equipo sea más eficiente.
  • Permite desarrollar la confianza y honestidad en la empresa. Dos valores que no pueden faltar para tener una cultura de empresa sana.
  • ¡Y mucho más!

Usar un software como Nailted te ayudará a convertir el feedback en un hábito entre los empleados con mayor facilidad. Así lograrás que el feedback sea parte de tu cultura y se  vuelva un proceso regular de la empresa. Nailted ofrece a los empleados un canal accesible y conveniente para dar feedback a sus compañeros y managers. Esto hace que el feedback se vea como algo natural en el entorno laboral.