El 28,93% de los empleados desearía recibir más feedback de sus managers. El 27,29% de sus compañeros. Estos datos, extraídos del análisis anual de la experiencia del empleado de Nailted, nos dan pistas sobre la alta demanda en feedback que existe en las empresas. 

Dar feedback es fundamental,  permite a tu equipo comunicarse de manera fácil y abierta. También ayuda a identificar puntos ciegos o áreas de mejora. Sin duda alguna, dar feedback se hace un poco difícil cuando tienes que decirle a tus empleados cuáles son esas cosas que deberían mejorar, sin que suene a algo negativo. ¿A que sería genial tener una lista de ejemplos de feedback constructivo que nos ayude a encontrar las palabras adecuadas para esas conversaciones incómodas?

¡No te preocupes y sigue leyendo hasta al final! Hemos hecho una lista de 20 ejemplos de feedback constructivo para inspirarte. Pero antes de ir a ello, primero definamos que es el feedback constructivo.

¡Nueva guía! Cómo hacer del feedback un hábito en tu empresa

Qué es el feedback constructivo

El feedback constructivo se usa para ayudar a alguien a mejorar su desempeño. Es un tipo de feedback que no solo señala áreas de mejora o errores, sino que también ofrece soluciones, herramientas y recursos para hacerlo. El problema del feedback constructivo es que normalmente cuando los consejos no se piden, tienden a no ser bien recibidos. ¿La razón? No siempre nos expresamos adecuadamente al hablar, ni organizamos bien nuestras ideas antes de hacerlo. No te preocupes, ¡para eso está este artículo!

Generar el hábito de dar feedback constructivo conlleva grandes beneficios a todos los niveles:

  • En los empleados: el feedback constructivo les ayuda a entender sus fortalezas y debilidades. Les brinda la oportunidad de mejorar su desempeño y desarrollar nuevas habilidades. También, contribuye a aumentar la autoestima y confianza de los empleados, lo que a su vez puede mejorar su motivación y compromiso con la empresa.
  • En la empresa: por ese impacto positivo en los empleados, el feedback constructivo ayuda a mejorar la calidad del trabajo, aumentar la productividad y la eficiencia. Además las dinámicas de feedback ayudan a mantener un ambiente laboral positivo. Mediante el feedback, las empresas pueden asegurarse de que los empleados estén alineados con los objetivos y se sientan motivados a trabajar para alcanzarlos.

Aún así, a la hora de dar feedback constructivo, no debes olvidar que hay varios tipos de feedback:

  • El feedback positivo: es un tipo de feedback que se concentra en las fortalezas, talentos y logros de los empleados. Dar feedback positivo es la mejor forma de reconocer aspectos como el esfuerzo, la buena actitud o el gran liderazgo a los colaboradores. 
  • El feedback negativo: tiene como foco principal las áreas de mejora y los errores cometidos, expuestos de alguna forma por un mal rendimiento por parte del colaborador.

Ten en cuenta que existen 9 tipos de feedback de entre los cuales se debe elegir el más conveniente para cada situación particular.

Cómo dar feedback constructivo

Dar feedback constructivo a los empleados requiere de un enfoque cuidadoso y bien estructurado. Demos ante todo asegurar que el feedback resulta efectivo y útil

  1. Prepara el feedback.
  2. Busca un buen momento.
  3. Empieza con lo positivo.
  4. Describe el comportamiento específico.
  5. Usa un tono constructivo.
  6. Escucha lo que el empleado tenga que decir.
  7. Ofrece sugerencias de mejora.
  8. Haz seguimiento.

1. Prepara el feedback

Antes de dar el feedback constructivo, asegúrate de estar bien informado acerca del desempeño del empleado. Revisa su trabajo, sus objetivos y las expectativas marcadas. También es importante que tengas claro lo que quieres decirle al empleado y cómo lo vas a decir.

2. Busca un buen momento

Es importante elegir un lugar y momento adecuado para dar feedback constructivo. Busca un espacio privado y tranquilo donde podáis hablar sin interrupciones. Busca un momento en que tanto tú como el empleado estén relajados y tengan tiempo suficiente para hablar. Evita dar feedback en momentos de estrés o prisa, ya que esto puede aumentar la tensión y generar una respuesta negativa

3. Empieza con lo positivo

Comienza por resaltar los logros, habilidades y aspectos positivos del desempeño del empleado. Esto establecerá un tono positivo y mejorará la disposición del empleado para escuchar un feedback más crítico.

4. Describe el comportamiento específico

Explica el comportamiento o la situación en cuestión. Describe la situación de manera clara y objetiva, y evita hacer juicios de valor o suposiciones. En lugar de decir “tu trabajo no es lo suficientemente bueno”, por ejemplo, es mejor decir “tu trabajo en este proyecto no cumplió con los objetivos que se establecieron”.

5. Usa un tono constructivo

A la hora de dar feedback constructivo es muy probable que el empleado no lo acoja de la forma que esperas. Es importante recalcar que no es una crítica personal, sino una oportunidad para ayudar al empleado a mejorar su desempeño. Usa un tono constructivo, enfocado en el comportamiento y no en la persona.

6. Escucha lo que el empleado tenga que decir

Escucha la respuesta del empleado y trata de entender su punto de vista. Es posible que el empleado tenga una explicación para su comportamiento que cambie el rumbo de la conversación. Escúchala con atención y trata de entender su perspectiva.

7. Ofrece sugerencias de mejora

Una parte importante a la hora de dar feedback constructivo es orientar a los empleados en cómo resolver esa situación. Puedes, por ejemplo, hacer un plan de acción con el empleado. Establece objetivos claros y realistas, y define un plazo para su cumplimiento. Asegúrate de que el empleado entienda lo que se espera y que sepa cómo lograrlo.

8. Haz seguimiento

Después de dar feedback, es importante hacer seguimiento del progreso del empleado. Agenda reuniones periódicas para revisar los objetivos establecidos y el progreso del empleado. También puedes organizar reuniones 1:1 para hablar de cómo se siente desde que se implementaron los cambios. Reconoce los logros y brinda apoyo en caso de ser necesario.

Más allá de este paso a paso, para dar un feedback constructivo que realmente sea significativo tienes que asegurarte de que esas sugerencias van a ayudar a mejorar la productividad del empleado y el equipo. Para lograrlo, de lo más importante es ser específico, claro y dar las razones por las cuales esa acción debería mejorar. Sin duda alguna, juntar este paso a paso con el modelo de feedback SBI puede ayudarte a configurar un feedback que resulte de gran utilidad a los empleados.

¡Nuestra Guía de Feedback puede ayudarte! 

20 Ejemplos de Feedback Constructivo

Existen algunos momentos en los que tus empleados necesitan un empujón extra o una charla sincera para ayudarlos a impulsar su desempeño laboral. Nuestra lista de ejemplos de feedback constructivo gira en torno a esas situaciones. Con ella tendrás un toque de inspiración.

Entendemos que no siempre es fácil poner en palabras todas esas ideas que tienes en la cabeza. Por eso reunimos estos 20 ejemplos de feedback constructivo, para ayudarte a ti y a tus empleados a hacerlo e ¡impulsar el desarrollo profesional de todos en la empresa!

Constructive feedback session

1. Bajo rendimiento

un buen desempeño es el reflejo de un equipo motivado y comprometido. En ocasiones, a esta motivación le afectan diferentes factores internos y externos, que no son fáciles de identificar.  Algo que sí sería bastante obvio es una bajada del rendimiento de alguien que suele siempre estar al 100%. Házles saber que ves que algo podría estar sucediendo y que tienen tu apoyo. Esta es una buena forma de dar feedback constructivo.

“Siempre te has caracterizado por ser un gran empleado, lo cual se ve reflejado en la calidad de tu trabajo. Sin embargo, he notado que tu desempeño ha disminuido un poco durante las últimas semanas. Como verdaderamente te valoramos, quería que habláramos y me contaras si tal vez algo está sucediendo. También aprovecho para ofrecer mi ayuda en caso de que la necesites. Me encantaría ayudarte a volver a estar al 100%”.

2. Entregar trabajo de poca calidad

Cuando un empleado entrega una tarea o proyecto en tiempo récord, pero con menor calidad de la que normalmente tiene su trabajo, sin duda alguna es una situación en la que es necesario dar feedback constructivo. Acércate amablemente, hazle saber cuales son los plazos de entrega y ofrece tu ayuda. Aquí te damos un ejemplo de feedback constructivo para usar en estas situaciones un tanto incómodas.

“Quería hablar contigo sobre las últimas tareas que entregaste.  Primero estaba muy contento de que las enviaras tan rápido. Sin embargo, al revisar el documento, la calidad del trabajo no estaba acorde a lo esperado de ti. Al final fue necesario invertir mucho tiempo en corregir algunos errores. Solo quería asegurarme que supieras que no es necesario que entregues todo antes del plazo. Tómate el tiempo para revisarlo antes de enviarlo y así minimizamos las correcciones. Si lo necesitas estoy aquí para ayudarte a revisarlo.”

3. Falta de participación

¿Has notado que algún empleado parece no prestar atención durante las reuniones de equipo o simplemente dejó de participar? Esta es una oportunidad de hacerles saber que son parte clave del equipo, y que sus ideas siempre son bienvenidas.

“Eres una parte fundamental del equipo y estamos muy felices de tenerte con nosotros. Pero he notado que no has participado en las reuniones o actividades de team-building últimamente. Quisiera saber si existe algún problema con el trabajo o el equipo con el que pueda ayudar. Pienso que si participas más, tu relación con el equipo mejorará”.

4. Ser poco colaborativo

El trabajo en equipo es de las cosas más importantes en una empresa. También es cierto que algunas personas son un poco más independientes que otras y no les resulta fácil trabajar con otros. A pesar de esto, ser independiente no significa no ser un “team player. Acércate a este tipo de empleados y recalca la importancia de colaborar con el equipo. ¡Al final todos perseguimos la misma meta!

“Entiendo que eres una persona independiente y que tienes la habilidad de resolver problemas. Sin embargo, pienso que podrías colaborar un poco más con el equipo. Todos trabajamos juntos, entonces sería de gran ayuda si resolvemos las cosas como un grupo, en vez de trabajar cada uno por su cuenta. Por favor dime si existe algo que dificulte esa colaboración”.

5. No asistir a las reuniones

Las reuniones de equipo son importantes para discutir nuevos proyectos, tomar decisiones importantes y asegurarnos de que todos estemos en la misma página. Es necesario que tus empleados sepan esto. También diles que sus ideas son realmente importantes para el equipo y que su ausencia es muy notoria.

“Sé que te apasiona tu trabajo, y se evidencia en todo lo que haces. Sin embargo, vi que no asististe a la última reunión. Estos espacios son importantes para discutir el progreso y acciones a realizar. Por esto tu participación es tan importante. En caso de que el horario no sea el ideal, coméntamelo para así encontrar un momento que nos venga bien a todos”.

6. Tener actitud negativa

Estar siempre de buen humor es casi imposible, pero no es una razón para tener una mala actitud en el trabajo. Cuando casos así sucedan, acércate a ese empleado que parece haberse levantado con el pie izquierdo de la cama, y explícale porque este tipo de comportamiento afecta a todo el equipo. También puedes usar el feedback constructivo como una ocasión para ofrecer tu apoyo en caso de que estén pasando por alguna situación personal. ¡Que vean que estás ahí para ellos!

“A pesar de que tu trabajo es excelente, a veces pareces no sentirte a gusto con el equipo y la empresa. Tus comentarios negativos nos hacen sentir incómodos a todos. Por esto me acerco a ti, pues me gustaría que la relación mejorase. Es fundamental trabajar en equipo, y tu actitud negativa nos afecta. Cuéntame si algo te incomoda e intentemos resolver el problema juntos”.

7. No alcanzar los objetivos

Si alguien tiene dificultades para alcanzar sus KPIs, podría ser señal de sobrecarga laboral, problemas personales o incluso pueden estar al borde del burnout laboral. Aquí te dejamos uno de nuestros ejemplos de feedback constructivo que puedes usar en una reunión 1:1 para abordar este tema. Pregunta al empleado si hay algo afectando su desempeño y si puedes hacer algo para ayudarlo.

“Nuestra reunión del mes pasado fue muy buena, y te sentí bastante motivado acerca de tu desarrollo profesional. Sin embargo, al revisar los objetivos del mes, he visto que no alcanzaste tus KPIs. ¿Crees que hubo algo que impidiese que lo lograras? Tienes mi ayuda para lo que necesites y si es el caso, podemos quitar algunas responsabilidades para que así alcances todos los objetivos en las siguientes semanas”.

Descubre dar feedback de forma efectiva con la guía: Cómo hacer del feedback un hábito en tu empresa

8. Llegar tarde

No debería existir excusa para no ser puntual. Habla con ese empleado que siempre llega tarde, y recuerda  lo que significa llegar tarde a una reunión de equipo.

“Quería hablar contigo porque sin duda alguna noto el gran trabajo que haces, pero considero que podrías dar incluso más si llegarás a tiempo a la oficina. Todos llegamos a la misma hora, entonces me parecería ideal que llegaras al mismo tiempo para trabajar juntos como equipo. Además, llegar temprano te ayudará a salir antes, alcanzando un mejor equilibrio personal – laboral”.

9. Desarrollar habilidades

Siempre se puede mejorar, ¿a qué sí? No dudes en decirle a un empleado que podría mejorar su desempeño al desarrollar una habilidad específica. Tómalo como una oportunidad para decirles que su desarrollo profesional es importante para ti. Aquí te compartimos este ejemplo de feedback constructivo que puedes usar, y así no hagas sentir a tus empleados como si no estuviesen lo suficientemente preparados, sino todo lo contrario, la empresa y el equipo quieren que triunfen juntos. 

“Aprecio mucho tu trabajo y se nota el esfuerzo que pones a todo lo que haces. Sin embargo, creo que mejorar estas habilidades te ayudará a ser aún mejor y acelerará tu desarrollo profesional. ¿Te gustaría tener sesiones de aprendizaje, para que te vuelvas todo un experto en el tema?”.

10. El desempeño no ha sido como se esperaba

Antes de tomar una decisión permanente cuando un empleado no está cumpliendo con las expectativas, es aconsejable acercarse y ofrecer una mano extra para ayudar a que su desempeño despegue. 

“Estamos muy felices de que seas parte del equipo y se nota el crecimiento profesional que has tenido desde que empezaste. Sin embargo, he notado que no has desarrollado algunas habilidades según lo esperado. ¿Existe algo que te está dificultando el trabajo y te podamos ayudar? Tal vez podemos hacer una lista de esas cosas por mejorar y agendar sesiones de seguimiento para ayudarte. ¿Te parece bien tenerlas semanalmente? Déjame saber si es posible y podemos acomodar mejor tus sesiones de onboarding”.

Constructive feedback example not developing as excepeted

11. Dificultad para comunicarse adecuadamente

Siguiendo con uno de los ejemplos de feedback constructivo sobre el desarrollo de habilidades, en caso de que un empleado necesite mejorar sus habilidades de comunicación, muestrale tu apoyo para mejorar. Ofrécele algunas sesiones de formación o tips que puedan ayudarlo.

“Sé que eres un trabajador que se esfuerza y le apasiona lo que hace. Como sabes siempre hay espacios para mejorar y creo que en tu caso desarrollar tus habilidades de comunicación, impulsaría tu crecimiento profesional. Te ofrezco todo mi apoyo para lograrlo. Podemos agendar sesiones de formación y trazar metas específicas para tu desarrollo”.

12. Manejo inadecuado del tiempo

Si un empleado está teniendo problemas con los plazos de entrega, acércate a ellos y dales la oportunidad de explicar su situación. ¿Tal vez es cuestión de sobrecarga laboral?

“La calidad de tu trabajo siempre es la mejor y aprecio el tiempo que te tomas para que sea así. Sin embargo, me he dado cuenta que has entregado varias cosas fuera de la fecha de entrega en las últimas semanas. Me preguntaba si existe algo que podamos hacer para ayudarte a entregar las cosas a tiempo, o si tal vez estamos poniendo mucha carga laboral sobre ti. Por favor no dudes en decirme si te puedo ayudar con algo para manejar mejor tu tiempo y carga laboral”.

13. Fallar en la resolución de problemas

Cuando tu equipo sabe que cuenta con tu respaldo, se disminuye el estrés y aumenta la motivación. Entonces, si te das cuenta de que un empleado tiene problemas con su día a día laboral, ofrécele tu ayuda. ¡Al final el éxito está en el trabajo en equipo!

“Sé que sin duda alguna te encanta tu trabajo y a mi me encanta ver tu crecimiento. Sin embargo considero que algunas cosas lo bloquean y retrasan. ¿Necesitas algún tipo de ayuda?  Espero que podamos trabajar juntos para resolver este problema y darte las herramientas necesarias para conquistar estos retos”.

14. Disminuir la productividad

Una disminución de productividad puede ser una señal de poco compromiso laboral. De acuerdo con un estudio realizado por Zippia sobre el feedback, el 69% de los empleados pondrían mayor esfuerzo a su trabajo, si los reconocieran por ello más frecuentemente a través del feedback. 

Si de repente un empleado tiene una baja de productividad, ten una charla con él. Dale feedback constructivo y pregunta si tiene algún problema o si lo puedes ayudar a recuperar el ritmo. 

“En la empresa estamos muy felices contigo y el trabajo tan bueno que haces. A pesar de ello, últimamente has disminuido tu productividad y está causando demoras en los proyectos. ¿Tal vez está pasando algo que se me escapa? Si es el caso, me gustaría ofrecerte mi ayuda. Espero que pronto puedas volver a tu ritmo de siempre.”

15. Falta de inteligencia emocional

el respeto y amabilidad son dos valores que no pueden faltar en una cultura de empresa. Si un empleado se comporta de manera inapropiada ante cualquier conflicto, coméntale que es necesario comportarse y reaccionar adecuadamente. A veces, cuando un empleado se muestra más estresado e irritado de lo normal puede ser una señal de burnout laboral. Recuérdales que es fundamental mantener armonía en el equipo. Aquí está uno de nuestros ejemplos de feedback constructivo que te ayudará en momentos así.

“Entiendo tu frustración durante la reunión de esta mañana, pero no era excusa para hacer comentarios sarcásticos e irrespetuosos. Es fundamental tratar de entender a tus compañeros durante momentos de conflicto. Si te parece, ¿podemos hablar de tu reacción y cómo podrías ser más respetuoso de ahora en adelante?”

16. Problemas trabajando en equipo

Recordar de vez en cuando a los empleados lo importante que es trabajar en equipo y todos sus beneficios facilitará la colaboración. Sobre todo a aquellos que les gusta trabajar en solitario. 

“Aprecio tu independencia y sé que trabajas muy bien por tu cuenta. A pesar de esto, ten en cuenta que somos un equipo, y he notado que no interactúas mucho con los demás. Trabajar en conjunto nos ayuda a tener más ideas y alcanzar mejores resultados. Pienso que ayudaría a mejorar tu relación con ellos y tus habilidades. Por favor dime si existe algo que te impida integrarte para así poder ayudarte.”

17. Ignorar el feedback

Dar feedback constructivo no solo ayuda al crecimiento de la empresa, sino que ¡también impulsa el desempeño y desarrollo profesional del equipo! Es muy importante que todos entiendan y vean el feedback como un beneficio mutuo. Así será mucho más fácil que consideren e implementen realmente el feedback constructivo que les proporcionan. 

“Sin duda alguna tu trabajo es muy bueno y se nota todo el esfuerzo que pones en cada cosa que haces. Sin embargo, noté que no implementaste el feedback que te dí hace poco. Al ser un equipo, es importante que estemos alineados. Precisamente las sugerencias que te hago van de la mano con esto, para que así obtengamos mejores resultados. En caso de que haya algo con lo que no estés de acuerdo, no dudes en decirmelo, para que así entre los dos lleguemos a una conclusión”.

18. Dejar tareas sin terminar

Asegúrate de que todos en el equipo sepan la importancia de los plazos de entrega y cómo un retraso afecta el trabajo de los demás. Incluso cómo puede impactar a todo un proyecto. ¡Claro que sí es cuestión de aumentar la motivación, ofrecer tu ayuda siempre ayudará!

“He notado que al final del día dejas tareas sin terminar. Sabes que trabajamos por fechas de entrega, y para alcanzarlas sería mejor si terminas todo antes de dar por terminado el día. ¿Crees que podrías hacerlo? Déjame saber si existe algún problema de sobrecarga laboral para ayudarte con eso”.

Constructive feedback on finishing work tasks on deadlines

19. Presentación inadecuada de informes

Parte de ser un gran líder es tener una buena comunicación con tu equipo y estar al tanto de todo lo que pasa con ellos. Si te das cuenta que un manager no es consciente al 100% del desempeño y proyectos de su equipo, ofrécele ayuda y sesiones de capacitación, para así mejorar sus habilidades directivas. 

“Cuando fuiste ascendido a manager, sabíamos que tenías gran potencial. Pero últimamente hemos notado que tu equipo no está siendo guiado adecuadamente. Nos han transmitido que se sienten un poco perdidos. Por esto propongo organizar algunas sesiones de coaching para mejorar tus habilidades como manager. También he organizado unas reuniones semanales para darle seguimiento al progreso”.

20. Micromanaging

¡El feedback constructivo no es solo para los empleados! Los líderes también deben estar abiertos a recibir feedback y sugerencias que los ayude a mejorar en su trabajo. Aquí te dejamos un ejemplo que cualquier manager puede recibir, en caso de monitorear excesivamente a su equipo.

“Considero que estoy teniendo éxito en los proyectos que me asignan. Sin embargo, pienso que invertimos demasiado tiempo en reuniones para revisar al más mínimo detalle todas las tareas que entrego. Esto me quita tiempo que podría invertir en otros proyectos. ¿Qué opinas de agendar reuniones mensuales o semanales para revisar mis avances?”

Crea el hábito del feedback constructivo

A estas alturas, deberías tener una mejor idea de ejemplos de feedback constructivo que necesitan escuchar tus empleados y cómo dar ese feedback. Entonces, ¿por qué no implementarlo en tu día a día? Ten en mente la gran cantidad de beneficios que conlleva crear el hábito de dar feedback. Te permitirá potenciar el bienestar laboral en tu empresa y te ayudará a conocer mucho más las necesidades de tus empleados. De este modo, tomar decisiones basadas en ellos será mucho más fácil.

Aprende a hacerlo con éxito con la guía práctica: Cómo hacer del feedback un hábito en tu empresa 

Una forma genial de crear el hábito de recibir y dar feedback constructivo en tu empresa es instaurar las reuniones 1:1Anima a los managers a agendar reuniones 1:1 con sus empleados para tener un momento para dar feedback constructivo de forma periódica. Verás que su alineamiento, productividad y confianza en el trabajo aumentan.